July 13, 2021 / Noticias

La actualización de Ethereum 2.0 podría no tener la aceptación esperada

Existe la percepción de que la actualización pendiente de Eth2 no obtendrá una aceptación amplia.

Ethereum 2.0 (Eth2) se considera el mesías del blockchain de Ethereum. Pero eso no es del todo cierto, y los tan esperados cambios no resolverán los problemas principales de la red.

Por muy prometedor que parezca el nuevo despliegue, las actualizaciones de software propuestas no resolverán los problemas a largo plazo que impiden que la red alcance las cotas con las que sueña el equipo del proyecto.

Problemas clave

Ethereum funciona actualmente con el algoritmo PoW, y la red no procesa más de 15 transacciones por segundo. Esta cifra duplica la capacidad de Bitcoin (BTC), pero no es suficiente para construir amplias aplicaciones del sector DeFi. Como resultado, las tarifas de gas en la red ETH se vuelven increíblemente altas.

Se espera que los usuarios puedan regular las tarifas en el futuro. Sin embargo, ¿cuántos usuarios lo saben realmente? Sin acceso a materiales educativos eficaces sobre la criptomoneda, muchos simplemente no podrán utilizarla de forma eficaz.

Otro problema que a menudo se pasa por alto es la mala interfaz de usuario (UX). Debido a la complejidad de la interacción, los usuarios interesados en tratar con aplicaciones financieras descentralizadas (DApps) o con el mercado NFT evitan esta red.

Ethereum 2.0

Para abordar los problemas presentados anteriormente, la dirección de Ethereum ha anunciado el lanzamiento de Eth2 en una línea de actualizaciones del modelo existente con un movimiento hacia PoS y la segmentación. Basándose en el concepto Proof-of-Stake, la capacidad de mining y verificación de bloques en la red dependerá de la disponibilidad de tokens ETH. Se espera que la segmentación lleve mucho más tiempo y, según el sitio web de Ethereum, “podría aparecer en algún momento de 2022, depende de lo rápido que avance el trabajo.”

La transición al PoS se completará a finales de 2021. Como explica la Fundación Ethereum, “los requisitos de energía no cambiarán” en comparación con el antiguo sistema PoW.

Las nuevas actualizaciones están diseñadas para ser respetuosas con el medio ambiente y facilitarán un procesamiento más rápido de las transacciones. Las actualizaciones también pueden afectar al lenguaje de programación: de la tradicional EVM a C ++ o Rust, facilitando la codificación directamente en el navegador. Aunque las actualizaciones de las infraestructuras pueden resultar útiles para algunos ámbitos, siguen sin alcanzar el objetivo final.

Hay que tener en cuenta que ETH2.0 lleva años en desarrollo, por lo que muchos usuarios se preguntan cuándo se producirán las actualizaciones completas. El PoS reducirá el coste del mining y el consumo de energía, pero aumentar la escalabilidad de la red es casi imposible sin aumentar el tamaño de los bloques.

La naturaleza descentralizada y de código abierto de DeFi implica la activación de la segmentación a través de la cadena de retransmisión y, por tanto, la ralentización de todo el proceso.

Sin olvidar los largos tiempos de confirmación de las transacciones. A menudo, el usuario no recibe inmediatamente la confirmación de una transacción, lo que le hace dudar de si el destinatario ha recibido o no las monedas. Para los usuarios que están acostumbrados a los pagos instantáneos, como el comercio electrónico, se trata de una experiencia de usuario extraña y frustrante.

Puede que Ethereum sea el niño favorito del espacio de las criptomonedas, pero en algún momento el hype puede ser nulo, y es muy probable que la tan esperada actualización no atraiga una amplia aceptación.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 1.00 out of 5)
Loading...

Únase a la discusión en TELEGRAM

/ Similar records